NOTICIAS

Plataforma de salud digital española HOMEDOCTOR, inicia operación en Chile con nueva tecnología en medicina remota. 

De la mano de empresarios locales, filial desarrollará plan por US$ 5 millones a tres años cuya base está en la conexión instantánea con facultativos y un inédito monitoreo de signos vitales a distancia.

Acceso a un equipo médico especialmente dedicado a través de videoconsulta desde el celular con disponibilidad 24 horas, siete días a la semana. Esta es, en síntesis, la propuesta con la que Homedoctor viene operando desde hace cuatro años en España como una app que no solo conecta médicos y pacientes de manera inmediata, sino que es capaz de generar un diagnóstico basado en una batería de mediciones del estado de salud en tiempo real, dentro de lo que definen como un hub de salud remota que supera ampliamente los conceptos habituales en telemedicina.

Tras una fase de preparación de seis meses, la nueva filial en Chile de esta compañía lanzará durante mayo sus operaciones en su sede ubicada en Ciudad Empresarial, partiendo con un staff clínico con alrededor de diez médicos que implementarán la puesta en marcha del servicio.

“Como grupo local, hemos traído esta solución en el mundo de la salud primaria que llamamos smart medicine. Además de contactar en forma instantánea a médicos que contestan en menos de dos minutos, a través de nuestros dispositivos en el hogar se puede hacer un seguimiento al estado de salud de todo el grupo familiar”, señala Gonzalo Saens, socio de Homedoctor Chile, quien participa de la propiedad de la firma junto a un grupo de empresarios de actividades ligadas asectores como isapres, prestadores ambulatorios y wellness, así como a servicios tecnológicos, entre otros rubros: César Rebolledo (NewCapital), Rafael Treizman (Tremac), Cristián Barrientos (Samtech) y Guillermo Albisu (Cardiored).

La sociedad tiene definido un plan de inversiones por US$ 5 millones en un horizonte de tres años, con una estrategia que se basa sobre perspectivas de crecimiento de la salud remota a tasas de más tres veces en los próximos cinco años. “Mientras las consultas por esta modalidad alcanzan al 15% del total en EEUU, en Chile representó sólo un 3% el año pasado y mayormente hechas por el hospital digital del Estado. Nuestras estimaciones indican que del orden de dos tercios de las consultas presenciales se podrían hacer de forma remota, siempre y cuando el paciente tenga los dispositivos necesarios en sus manos”, explica Saens. Además del desarrollo de la empresa en el país, señala que el siguiente paso es “poder difundir la licencia desde aquí en tiempo breve a la mayor cantidad de países latinoamericanos”.

Asimismo, los planes de crecimiento en la región acompañan la estrategia de Homedoctor España, que levantó recursos por unos US$ 15 millones para expandirse a otros países europeos.

Diagnóstico remoto

Uno de los principales atributos diferenciadores es su capacidad de diagnóstico a distancia a partir de un dispositivo electrónico que Homedoctor proporciona a sus clientes para instalarlo en el hogar y que permite realizar un completo monitoreo de los signos vitales que apoyan el diagnóstico del facultativo, además del envío de señales de alarma en tiempo real al detectar anomalías orgánicas, posibilitando así el seguimiento clínico en el tiempo. Junto a procedimientos más habituales como la toma de temperatura y de presión arterial, el dispositivo permite medir la saturación de oxígeno en sangre y electrocardiogramas, como parte de un primer conjunto de prestaciones de apoyo al diagnóstico clínico. El dispositivo –llamado robot de salud- entrega automáticamente la información de las pruebas al equipo médico de Homedoctor posibilitando diagnósticos al momento, en tanto permite realizar una serie de funciones en el tiempo como la detección de patrones biomédicos asociados a patologías y la posibilidad de integrar y relacionar esa información gracias a la gestión del historial clínico y su recopilación en fichas online. “Con este dispositivo, el médico a distancia puede ver a través de su pantalla las diferentes mediciones del paciente en el momento en el que siente los síntomas y mientras se encuentra en su hogar. Este diagnóstico con criterios objetivos hace una gran diferencia en la calidad y efectividad de hacer medicina remota”, indica Saens.

En paralelo, el procesamiento de los datos por herramientas que operan a partir de inteligencia artificial permite realizar protocolos de seguimiento del estado de salud del paciente y monitorear su adherencia a las terapias, por lo cual es especialmente efectivo para el diseño de acciones de medicina preventiva y el tratamiento de patologías crónicas.

El plan de Homedoctor Chile considera sumar otro grupo de exámenes en la segunda mitad de este año, como es el caso de la medición del colesterol. “Este equipo tiene la capacidad de abordar procedimientos como la medición de azúcar en sangre, diagnóstico de otitis y amigdalitis, enfermedades de la piel y una báscula inteligente que, con los datos del estado nutricional, hace un seguimiento a los pacientes crónicos como los que tienen grados de obesidad. Estamos al día con todos los dispositivos que se están generando a nivel mundial, y rápidamente los integramos a nuestra aplicación”, explica.

La contraparte de los clientes de Homedoctor Chile es un equipo de médicos propio organizado como un back office clínico enfocado en la atención remota inmediata de consultas de medicina general. Y para junio próximo está prevista la partida de las consultas de especialidad agendadas, complementando las atenciones médicas de la empresa, entre cuyas prestaciones estarán la prescripción de recetas y la emisión de licencias médicas.

Un factor clave en el partida de Homedoctor Chile es el convenio cerrado con Fonasa mediante el cual el seguro público bonifica esta prestación y permite “consultas sin costo las 24 horas, los 7 días de la semana los 365 dias del año, estén desde donde estén, con la entrega del dispositivo por $ 19.990 mensuales para un grupo familiar de cuatro personas. Nuestro propósito en Chile es democratizar la salud primaria y nos hemos puesto el objetivo de masificar el acceso a nuestros suscriptores”, indica Saens, quien añade que están trabajando en la realización de convenios en la misma línea con las isapres en los próximos meses.

Crecimiento en regiones

Junto a su operación central, Homedoctor Chile tiene previsto desarrollar distintos formatos para ampliar el acceso a su sistema, apuntando a las regiones a través de iniciativas como la instalación de centros médicos virtuales equipados con pantallas y dispositivos de exámenes asistidos por tecnólogos. “Queremos llegar a donde haya más precariedad en salud y causemos el mayor impacto social y bienestar de la población, por lo que hemos identificado localidades de regiones como uno de nuestros focos para hacer este cambio posibilitando diagnósticos certeros en tiempo real”, enfatiza Saens, quien anticipa que para implementar esa estrategia se encuentran gestionando la instalación de ese formato con actores de la industria como las cadenas de farmacias. “Estamos conversando con varios players importantes en la industria de la salud, como cadenas de farmacias y diferentes tipos de canales, donde podamos dar acceso través de nuestros box médicos virtuales a la mayor cantidad de población”, indicó al respecto